‘Vía Hídrica del Norte de Chile’ nace para garantizar el abastecimiento de la población y paliar la escasez de agua que limita el desarrollo y crecimiento de la actividad económica en la zona. Según estimaciones de Euro Engineering Group, para satisfacer las necesidades de agua actuales de los principales sectores, sería necesario un caudal de 25 m3/seg.

El proyecto consiste en una conducción de acero soldado de más de 2.400 kilómetros de longitud que conduciría el agua desde los puntos de captación, en la desembocadura de los ríos Bío-Bío, Maule y Rapel a la zona norte, entregándola en las regiones a su paso.

La tubería abastecería prioritariamente a las poblaciones con más demanda de agua, pudiendo incorporar nuevos puntos de suministro en cualquier punto de su recorrido, además de a importantes sectores productivos de la zona, que ven limitada su actividad y crecimiento por falta de agua.